fbpx

Estudios: Cinco condiciones que deberán cumplir los alimentos en 2019

El consumidor exige de la industria alimentaria productos saludables, personalizados y sostenibles que brinden bienestar. Conocer las tendencias en alimentos y bebidas les permite a las empresas identificar nuevas oportunidades comerciales o el desarrollo de nuevos productos.

 

Así lo estima Equipnet, empresa dedicada a la administración de maquinaria y equipos industriales, que recopiló un análisis que realizó en doce países Mintel Global Food & Drink Trends 2019, el cual identificó cinco tendencias en el sector de alimentos y bebidas, y que se presume tendrán un impacto significativo en el sector el próximo año.

 

 

1° Productos seguros, éticos, naturales y sostenibles.

 

El documento señala que actualmente el consumidor no solo exige productos naturales, sin aditivos ni conservantes, sino que quiere saber cómo, dónde, cuándo y quién ha producido los productos que ha encontrado en la vitrina. Además, le exige a las empresas un compromiso ético y sostenible. De ahí la necesidad por parte de las fábricas de alimentos de identificar claramente los ingredientes, el sistema de producción, las cadenas de suministro y el compromiso de un embalaje responsable con el medio ambiente. Atendiendo a los requerimientos de los consumidores, la industria aumenta la confianza en sus marcas.

 

 

2° Democratización de productos alimenticios, y compromiso con el bienestar personal y las dietas personalizadas

 

También se asegura que el consumidor no está dispuesto a que sus demandas conviertan los productos en artículos de lujo. Por el contrario, busca que existan productos disponibles para todos los bolsillos. Actualmente, ya hay compañías que ya están empezando a innovar en esta línea. Un ejemplo es Amazon, con su tienda de alimentos Mark Foods.

Asimismo, el acelerado ritmo de vida y la hiperconectividad han llevado a los consumidores a la búsqueda del “cuidado”. Buscan una dieta saludable, baja en grasas o azúcares y que también les ayude a combatir el estrés, reducir la fatiga y obtener energía.

Para el sector de la alimentación, esta coyuntura es una oportunidad, un momento óptimo para ofrecer soluciones en forma de nuevos formatos o variedades de productos que incluyan frutas, verduras o ingredientes herbales con propiedades relajantes.

 

 

3° Lo visual y la textura como valor diferencial

 

Entre las previsiones de Mintel Global Food & Drink Trends se cuenta que en 2019 continuará la tendencia de “comer con los ojos”, que es de gran importancia para los consumidores, especialmente para la generación de los millenials y para la industria.

El consumidor busca una experiencia sensorial en la comida. Por lo tanto, exige productos que involucren los sentidos: lo visual, el aroma o la textura. Por este motivo, ahora la industria elige, en algunos casos, incluir ingredientes que tengan colores que llamen la atención. En otros, se inclina por envases más atractivos para el consumidor o por una textura única.

 

 

4 ° Fórmulas para ahorrar tiempo y dinero

 

Según las observaciones, para ahorrar tiempo y dinero, los consumidores apuestan por nuevos canales de compra. Las nuevas tecnologías permiten a la industria ofrecer un servicio de entrega rápida. Además, el aumento del comercio electrónico y la posibilidad de comprar a través de sistemas de voz a través de dispositivos móviles significa que, cada día, más usuarios le apuestan a las compras en línea. Todo esto ahorra tiempo y dinero.

La aplicación de la tecnología es una oportunidad para que la industria de la distribución ofrezca mejores niveles de eficiencia. Le permite personalizar la oferta, incluso dependiendo del comportamiento de compra de cada individuo, lo que atrae más consumidores. No adaptarse a esta realidad podría poner en peligro la lealtad de los consumidores por una marca y colocarla a favor de otros que ofrezcan este beneficio.

 

 

5 ° Reemplazo de granjas y fábricas por laboratorios

 

Por último, se advierte que las tendencias en alimentos que veremos en los próximos meses revelan que la tecnología aplicada al desarrollo de nuevos productos es una palanca estratégica para todas las empresas de alimentos que pretenden innovar.

La tecnología se romperá en 2019 en los procesos de producción de alimentos. A través de la impresión en 3D o el cultivo de células madre, la tendencia será la producción de carne y productos lácteos en laboratorios. Según algunas investigaciones, este tipo de productos atraería sobre todo el interés de los consumidores preocupados por la sostenibilidad y la conciencia ecológica. Sin embargo, estas soluciones requieren fuertes inversiones económicas y aún son difíciles de introducir en el mercado. Aun así, la industria continúa investigando en esta línea.

 

 

Fuente: https://www.america-retail.com/